Educación


Corrupción en la UM posibilita empresas “fantasmas” y “moches”, señala líder del SUEUM

La Rectoría ha solapado el posible desvío de recursos y hasta “moches” en contratación de 13 presuntas empresas “fantasmas”, sin que hayan cumplido las condiciones de los procesos de licitación y que obedecería al favoritismo y corrupción en la administración de la Universidad Michoacana, señaló Eduardo Tena Flores, dirigente del Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM), quien afirmó que no se debe dudar que la llamada “estafa maestra” es un hecho en la institución.

Tena Flores señaló en entrevista colectiva que la gestión del rector Medardo Serna González, quien dejará el cargo el próximo 8 de enero, estaría siendo investigada, ello en base a versiones de legisladores, a lo que atribuyó el deslindarse ahora de la Rectoría en la gestión conjunta por recursos extraordinarios, al considerar que si la autoridad está bajo sospecha él como dirigente “no podría soportar el enorme peso” de tal acusación, con lo que hace a un lado el pacto conjunto con el rector Medardo Serna, signado también con el Sindicato de Profesores –a cuyos miembros calificó como “los espumosos” al referirse a la falta de solidaridad ante la falta de pagos y no manifestarse-, hecho público en mayo de este año.

Del presunto manejo irregular de las finanzas universitarias, ha hecho caso omiso el Consejo Universitario, criticó. “¿En que se gasta lo de las maestrías, en qué se gasta lo del Departamento de Idiomas, por ejemplo?”, cuestionó como ejemplo, dijo, de la falta de control de los recursos.

“Acabamos de descubrir que se inundó una bodega con más de mil 500 computadoras y con alrededor de 8 mil libros que se echaron a perder, pero lo más triste de todo es que el rector anunció un proyecto para ahorrar recursos, es una mentira, porque ahí descubrimos que pagan 30 mil pesos mensuales por la renta de una bodega”, señaló al reiterar “el mal gasto en la Universidad Michoacana”.

De las 13 empresas “fantasmas” que prestaron servicios también sin cumplir con las condiciones para su contratación, Tena dijo que “todo se da a partir de las licitaciones, ahí es donde se favorece a los compañeros, los amigos o a que les ofrecen un porcentaje de ganancia a los propios funcionarios de la Universidad, en una palabra, hay corrupción. Tomo el ejemplo de nuestras despensas, las licitaron en dos ocasiones y en las dos, eran empresas fantasmas, que no se dedicaban al ramo, que solo eran intermediarios, ellos compraban de otras empresas los elementos de nuestra despensa, por eso quebraban, se iban”, señaló.

“Sé también y tengo documentos, dijo, de tres ingenieros que han ganado licitaciones de obra en la Universidad Michoacana a los que se les ha pedido un 20 por ciento del total de la obra, se han negado a pagar este recurso que reciben consecuencias, les quitan la licitación pero no les pagan lo que ya invirtieron; uno de ellos, me queda claro porque mostró documentos, le deben casi medio millón de pesos”. Señaló que “hay cajas chicas de la institución, y eso lo debe oír muy bien la Comisión de Rectoría (instancia encargada de designar al rector, proceso ya en marcha), que no es posible que vengan rectores solo a enriquecerse de las arcas de la UM, tengan a sus trabajadores, como estamos actualmente, protestando solos, gritando, exigiendo, que se de cumplimiento a lo que ya devengamos (…), no es una cuestión de amor, si nos quiere o no el rector, es una obligación que tiene cualquier patrón para pagarle a los trabajadores”.

Tena señaló que, a partir de un comentario “que me hizo la vicepresidenta del Senado, Dolores Padierna, que se está investigando la estafa maestra, porque parece ser, hasta donde he leído, que (la Universidad) está metida en esa estafa maestra”.

20 diciembre, 2018
Notas Relacionadas