Educación


Genera Tecnológico de Morelia prototipo para facilitar movilidad en casos de distrofia muscular Becker

Un prototipo para movilizar a una persona con “distrofia muscular Becker”, fue presentado esta mañana en el Instituto Tecnológico de Morelia como un proyecto de éxito desarrollado por sus áreas de Mecánica, Materiales y Electrónica, presentado e impulsado por el padre del joven que tiene esta lesión y apoyado para su desarrollo por investigadores y estudiantes.

La innovación permite abaratar costos, ya que se gastaron 20 mil pesos promedio cuando el costo convencional en el mercado supera los 90 mil pesos, además de ofrecer otras ventajas que en este caso se adaptaron a un caso particular, pero que es viable y será un proyecto a continuar, de acuerdo a lo expresado por Juan Cristóbal Camacho Arriaga, subdirector académico del Tecnológico de Morelia, donde el empresario Antonio de María y Campos Segura, señaló que la idea surgió por la preocupación de que su hijo Daniel, afectado por la lesión, contará con la mayor de las facilidades para su movilidad, ya que la distrofia –de la que su incidencia registra un caso entre 3 mil varones-, afecta los músculos estriados que permiten la movilidad muscular voluntaria y genera distrofia degenerativa.

El prototipo, que es “un coche a la medida” como lo definió De María y Campos, fue desarrollado por la empresa MITADAM, cuyo directivo Héctor Martínez Domínguez, señaló que además de los costos a la baja, las ventajas es que se trabaja en un proyecto  “socialmente necesario”, resaltó las condiciones del material empleado, acero estructural, el diseño ergonómico que permite la adaptabilidad y comodidad de la persona, una batería que permite la movilidad continua hasta por cinco días y el manejo de todas sus funciones a través de un control remoto.

En esencia, resumió Martínez, el prototipo diseñado es “un scooter modificado”, y en una segunda fase se trabajaría en producir “un carro comercial” con mayores aditamentos, que sirvan para poder parar completamente al usuario y sentarlo en cualquier lugar. Hasta el momento, ya se encuentra probado –y así se demostró a los medios con Daniel, quien mostró su satisfacción al manipular el vehículo- y se encuentra en proceso de protección industrial.

El abaratamiento de costos, señalaron Camacho y Martínez, es posible debido a que el proyecto –formulado y apoyado financieramente en gran parte por el empresario De María y Campos- se integró a un proceso de investigación-enseñanza y se convirtió en tema de tesis de dos de los estudiantes participantes.

13 marzo, 2019
Notas Relacionadas