Política


Incierta la presunta marcha que encabezaría el gobernador; sólo la D-III-6 la apoyaría

Aunque no ha pasado de ser una mera declaración del propio gobernador, seguida de expresiones también con poca fundamentación, al momento no se ve clara la intención de Silvano Aureoles Conejo de emprender una marcha o incluso ponerse en huelga de hambre para que se acepte su planteamiento de hacer un lado el convenio firmado en 1992, vigente, en materia de descentralización educativa.

En el caso de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Víctor Zavala, la organización dejó tendida la mano que planteó el secretario de Educación, Alberto Frutis Solís, a los gremios para marchar juntos en demandar los recursos suficientes a la federación.

“Respetamos lo que pueda decir y lo que pueda hacer (el gobernador); es una obligación de él, sabía desde hace meses lo que iba a pasar y por qué no lo hizo antes. Lo que le vamos a exigir es que se pague a los compañeros del estado, y eso se lo vamos a exigir ahora, mañana y hasta que se cumpla”, dijo el dirigente, quien previamente señaló que “la CNTE tiene mesas de trabajo e interlocución al más alto nivel con el nuevo gobierno federal”.

Juan Manuel Macedo Negrete, dirigente de la Delegación III-6, la más numerosa de las delegaciones, con sede en la Secretaría de Educación del Estado, dijo por su parte que sí acompañarían al gobernador en una marcha, pero en igualdad de condiciones: “si se va a ir en su helicóptero, con su refresquito, pues no”, dijo en rueda de prensa ofrecida el pasado jueves.

Macedo señaló que el tema de la federalización de la nómina “no se debe partidizar, porque luego se hacen tratos y los más perjudicados somos los maestros”. Al igual que el líder de la CNTE, también se ufanó de tratos con las nuevas autoridades federales como parte de la organización Maestros por México, y en el desarrollo de la rueda mostró una imagen de él con Esteban Moctezuma Barragán, nuevo titular de la SEP.

“Hay solidaridad con la autoridad, pero lo único que no compartimos es que se politice el tema y que el día de mañana nos dejen colgados de la brocha”. A Silvano Aureoles le pidió “que se ponga los tenis realmente, para que sepa lo que nos costó conseguir las prestaciones”, señaló en alusión a su propia trayectoria como dirigente.

El secretario de Educación, Alberto Frutis Solís, señaló el 6 de diciembre que el mandatario “cuenta con todo el apoyo de la estructura educativa, con todo el apoyo de organizaciones sociales que se han estado sumando, y si hay necesidad, posibilidad que ya veo lejana, de caminar juntos, en defensa de la educación, lo haremos y esto podría ser el próximo lunes”, aunque insistió en que estas posibles acciones pasan “a un segundo plano” tras las declaraciones que hizo el mismo día el presidente Andrés Manuel López Obrador sobre apoyar para resolver el nudo financiero que enfrenta la educación en el estado.

El pasado 26 de noviembre, Aureoles Conejo anunció en la Ciudad de México que el gobierno de Michoacán se retiraba de los acuerdos sobre descentralización educativa en el nivel básico y educación normalista, al igual que se deslindaba de los compromisos financieros hacia el magisterio a partir de diciembre.

El gobernador declaró el pasado 5 de diciembre que habría marcha o huelga de hambre si no se atendía la “decisión, no solicitud”, planteada al gobierno federal. En un trascendido, se señala que la decisión fue ya anunciada a su gabinete, para este lunes 10 a las 08:00 horas en Palacio de Gobierno. Cabe señalar que el gobierno estatal no ha comunicado nada oficialmente al respecto.

 

7 diciembre, 2018
Notas Relacionadas