Derechos Humanos


«Las Rojas», el antro que ha sobrevivió a la «Morelia mocha»

Morelia, Michoacán.- En 1997, Sofía Rojas, actriz, bailarina, empresaria y madre de familia, inauguró la discoteca “Con la Rojas”, que años más tarde, se complementaría de otro espacio al que nombró “Rojas Pop”, ambos antros icónicos de la ciudad de Morelia y punto casi obligado, al menos por una vez, para los amantes de la vida nocturna.

Como madre de un joven de la comunidad LGBT+, Sofía Rojas visitó los bares y cantinas “de ambiente gay” que para mediados de los años 90 existían en la capital del estado.

“Eran lugares lejos de Morelia, después del libramiento, bastante mal puestos, con mesas de la corona, o de alguna cervecería, muy lúgubres”, fue entonces cuando se propuso crear un espacio en el Centro Histórico de Morelia, dedicado a la convivencia y diversión de la población de la diversidad sexual.

Así nació “Con la Rojas”, el primer antro abiertamente gay de Michoacán instalado sobre la calle Aldama. La iniciativa de Sofía, rápidamente generó inconformidad en el gobierno municipal, del entonces alcalde Salvador López Orduña (PAN), e incluso, en años posteriores, el Ayuntamiento de Morelia buscó de muchas maneras clausurar definitivamente el nuevo punto de encuentro entre la comunidad LGBT+.

“Pensamos que íbamos a durar como todos los lugares 2 – 3 años, a lo mejor menos, pero afortunadamente a la gente le gustó el concepto que teníamos, empezaron a ir y pronto empezó a ir mucha gente. A las autoridades como que no les gustó y nos clausuraron que, porque no podíamos estar en el corazón del centro, que no había una licencia para eso (un antro gay en el centro histórico)”, cuenta.

Fueron innumerables las veces que elementos de seguridad o trabajadores municipales irrumpieron en el antro, sin órdenes judiciales, con el objetivo de encontrar elementos que permitieran su clausura, pero nunca encontraron nada. En otras ocasiones, ordenaban el cierre temporal por la presencia de coches mal estacionados o porque algún trasnochado hiciera del baño cerca del lugar.

Pero Sofia y su familia no desistieron y siguieron confrontando a las autoridades municipales para que les permitieran mantener abierto “Con la Rojas”. La persecución de aquellos años paró hasta que un coronel que fungía como director de reglamentos, ingresó “de incógnito” a la discoteca y se aseguró de que el establecimiento funcionaba apegado a la legalidad en un ambiente sano y respetuoso.

“Yo cuidaba perfecto a la comunidad, la quiero, son como mis hijos, yo conocía a mucha gente, el lugar se hizo muy icónico, y por supuesto quebramos piedra e hicimos camino, brecha, para que otros lugares abrieran”, reconoce la fundadora.

En febrero de 2019, tras 22 años de vida, “Con la Rojas”, que comúnmente se conocía como “Rojas electro”, cerró sus puertas de manera definitiva, mientras “Rojas Pop” se mantuvo en el gusto de la clientela fiel y las nuevas generaciones.

A finales de mayo de 2024, tras un operativo de la Fiscalía General del Estado (FGE) “Rojas Pop” fue clausurado, junto a otro puñado de bares, antros y centros nocturnos de Morelia. Justo en el mes de la celebración del “orgullo gay”, el cierre del lugar causó tristeza entre la comunidad LGBT+, que espera, pronto pueda regresar a “la casa de la comunidad” para cantar y bailar como se hace desde hace 27 años.

El próximo viernes, Sofía Rojas será reconocida durante la entrega de la presea que llevará su nombre, y que a partir de este 2024, la organización PRIDE Michoacán entregará como premio al mérito LGBT+ para activistas que han luchado por los derechos de las personas de la diversidad sexual y de género.

26 junio, 2024
Notas Relacionadas