Derechos Humanos


Tras 15 días de huelga de hambre en la CEDH, médico se coserá la boca

César Vázquez / @LetraMia

Morelia, Michoacán.-Luego de 15 días en huelga de hambre y sin lograr ningún avance, la doctora Graciela Delgado Luna optó por extremar medidas de protesta y el próximo martes se coserá la boca para no continuar ingiriendo ni líquidos ni medicinas para controlar su diabetes.

Esta medida, aseguró es para exhibir la corrupción y la incompetencia de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), dependencia de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), y producto de los diputados y partidos políticos que tienen el control de la institución.

Y es que, pese a que la CEDH es un organismo descentralizado, varios de los puestos directivos son controlados por los partidos políticos que desde el Congreso designan a sus integrantes, cabe recordar que José María Cázares fue impuesto por el Partido Acción Nacional.

La doctora Graciela Delgado Luna cuenta ya con 15 días en huelga de hambre, hasta ahora sólo se había mantenido tomando líquidos y tés con azúcar para controlar su diabetes, pero ante el ignoro de las autoridades y del ombusdman michoacano, decidió tomar medidas más radicales que podrían ocasionarle la muerte.

Muestra de la corrupción de José María Cázares, es que el martes pasado el mismo presidente de la CEDH llevó un notario público para negociar con Graciela Delgado una indemnización de 120 mil pesos, pese a esto, tres días después le presentó el acta, pero en lugar del monto acordado, sólo se le ofrecían 70 mil pesos por 27 años de trabajo.

Desde que José María Cázares se presentó con el notario, demoró tres días para redactar el carta de dos cuartillas y cuando la presentó, sabiendo que tenía errores, pidió un tiempo más para corregirlos. Hasta el momento nada ha cambiado y sigue sin atender las demandas de Graciela.

En los quince días que la médico lleva de huelga de hambre, narra que José María Cázares sólo se ha presentado en tres ocasiones a la institución, de entrada por salida, por lo que lleva prácticamente dos semanas sin presentarse a su trabajo, desdeñando la situación de la huelga de hambre que dos ciudadanas mantienen al exterior de su oficina.

Es la prueba más eminente de que en Michoacán los individuos no importan, José María Cázares le apuesta a la muerte de Graciela Delgado para pronto regresar a su cómodo escritorio, sabiendo que en este Michoacán de corrupción y despotismo político no pasa nada si una persona de la tercera edad muere de inanición.

Nada les importa ni a las autoridades judiciales, ni al Gobierno del Estado, ni  los diputados, mucho menos a los partidos políticos que sólo ven como un botín a la comisión Estatal de los Derechos Humanos.

Nada les importa lo que parecen ser los últimos días de la vida de Graciela Delgado Luna, están dispuestos a verla morir a las puertas de la CEDH que a cumplir con la ley laboral y ofrecerle una indemnización digna por sus años de labor, José María Cázares como el resto de los burócratas de la Comisión y muchas otras figuras políticas, como buitres sólo esperan que se muera la doctora para poder continuar con su vida de corrupción.

Queda claro que la comisión Estatal de los Derechos Humanos es sólo un botín político, no le interesa resolver los temas de fondo porque los principales partidos tienen gente dentro de la institución para protegerse sus transas y abusos contra la dignidad de los michoacanos, dejarán morir de inanición a Graciela Delgado antes que brindarle la atención que merece.

7 diciembre, 2014
Tags: , , , , ,
Notas Relacionadas