Revoluciones


Entre gritos de “asesinos” diputados aprobaron la Tauromaquia como Patrimonio Cultural #Crónica

Cesar Vázquez / @LetraMia

Morelia, Michoacán.- El Congreso del Estado de Michoacán da un golpe bajo a los activistas defensores de los derechos de los animales. En una rebatinga entre los ciudadanos y los legisladores, la mañana de este jueves fue presentado, discutido y aprobado el dictamen mediante el que se declaró a la charrería y las corridas de toros como Patrimonio Cultural Inmaterial de Michoacán.

“Fue un madruguete, un albazo”, calificaron las activistas que no sabían del dictamen, pues incluso hasta algunos legisladores lo desconocían; aprobado al vapor porque ni siquiera se cumplió con el reglamento de presentar el dictamen 12 horas antes a las comisiones para su análisis, como se establece.

Incluso, se puso entre los primeros puntos de la primera orden del día para no dar oportunidad a los activistas que a todas luces lo desaprobarían; la propuesta la impulsó el diputado del PRI Salvador Galván, quien incluso llevó charros al recinto legislativo, pero dio órdenes expresas de que no se permitirá la entrada a los animalistas.

A pesar de todo lo dispuesto, las organizaciones sociales confrontaron a los elementos de seguridad que estaban apostados en la entrada del Congreso, y tras varios minutos jalones y golpes lograron pasar la primera barrera.

En un primer intento de buscar tomar la tribuna, fueron golpeados y empujados, pero finalmente a pesar de la brutalidad lograron subir al estrado y expresar su desaprobación respecto a la iniciativa.

De nada sirvió porque el diputado Alfonso Martínez, presidente de la Mesa Directiva del Congreso, ignoró por completo a los manifestantes, para después, de manera ilegal aprobar un decreto al vapor, y que implica hacer cultura, por decreto, actos que aumentan la violencia en un estado altamente violentado.

A pesar de que la activista Talía Coria estaba frente a la tribuna manifestando que tomaran en cuenta a la ciudadanía, la hipocresía Alfonso Martínez pudo más, aún con las lonas y pancartas tapándole la vista para dirigirse al resto de los diputados, siguió adelante con la sesión sin inmutarse por los gritos y los llantos de las activistas.

Frente a la tribuna, con la cabeza agachada y con la vista perdida, los diputados seriamente avergonzados no hicieron nada por impedir el proceso, el mensaje que daban con esta imagen fue evidente: que ‘alguien’ les jala los hilos, porque incluso con la cabeza agachada sin poder mirar a los ojos a los animalistas, aprobaron la iniciativa.

Incluso algunos diputados emitieron su voto y de manera escurridiza abandonaron el recinto, esto suscitó la exigencia de algunas diputadas como Selene Vázquez y Cristina Portillo pedían que se realizara de nuevo la votación porque no había cuórum legal, a pesar de ello los opositores fueron ‘obligados’ a votar.

El único perredista que aprobó esta ley fue el diputado Leonardo Guzmán, quien a pesar de que el resto de sus compañeros de partido dijeron NO, hizo todo lo posible por hacerse notar al votar a favor de que la tauromaquia se convirtiera en Patrimonio Cultural Inmaterial de Michoacán.

“Lo tenían todo planchado, nosotros nos enteramos apenas unos minutos antes de su aprobación y en seguida la gente corrió a la sede del congreso para evitar que hicieran esta barbaridad, pero nada se pudo hacer lo hicieron todo con maña y sin el consentimiento siquiera de los diputados”, expresó a la salida Rosario Herrera Guido, investigadora y activista social.

Nada pudieron hacer los animalistas, aún con la impotencia a flor de piel salieron poco apoco del recinto legislativo, aunque declararon que podría haber todavía alternativas legales para echar abajo esta aprobación, todos salieron seriamente consternados.

5 septiembre, 2014
Tags: , , , , , ,
Notas Relacionadas