Educación


Millonario negocio en la UM por cerca de 8 mdp al año, deja a maestros reprobación de alumnos

Un promedio de 8 millones de pesos al año se llevan maestros de la Universidad Michoacana producto de los porcentajes que les corresponden por la aplicación de exámenes, con una “ganancia” promedio por docente de hasta 40 mil pesos por semestre, situación que habla de corrupción en la Universidad Michoacana, señalaron directivos y docentes durante la sesión del Consejo Universitario realizada este viernes.

El punto fue abordado por el director de la Escuela Preparatoria “José María Morelos” de la Casa de Hidalgo, Julio César González Tapia, quien señaló en el contexto de la discusión sobre el presupuesto para el 2019 en la institución, que existen maestros que “cada semestre, por conceptos de exámenes extraordinarios y de regularización, reciben un monto de más de 20 mil pesos semestrales, es decir, por ciclo escolar son 40 mil pesos”.

Los conceptos para los docentes, indicó el directivo, está contemplado en el Contrato Colectivo entre Rectoría y el Sindicato de Profesores (SPUM), donde se señala que 40 por ciento del costo de los exámenes son para el profesor titular, otro 40 por ciento para el sinodal y el 20 por ciento restante para la Universidad Michoacana. De este porcentaje, acotó, “no sucede así porque los ingresos van en la práctica al maestro titular”.

González Tapia propuso al Consejo Universitario modificar esa asignación para los docentes y que la mayor parte beneficie a la Universidad y no a los docentes, quienes dijo son perfiles que se caracterizan por llevar la reprobación de alumnos hasta en un 100 por ciento, tema que apoyó un consejero alumno al aducir que en el Colegio de San Nicolás existe “una maestra muy famosa” por mantenerse en estas prácticas.

Según el tesorero, Ricardo Gómez Monge, “en una estimación muy rápida”, los ingresos promedio anuales al año por concepto de cobros de exámenes son de 10 millones de pesos anuales, de los que, de acuerdo al porcentaje de asignación, sólo 2 millones le corresponden a la Universidad Michoacana y el resto a los docentes, de quienes también se dijo que la mayoría de quienes incurren en estas prácticas son maestros interinos o por horas y que influye el que sus ingresos sean menores a los de los docentes titulares, aunque en la voz de otro consejero la práctica evidencia “la corrupción” que prevalece en la institución, comentario que generó risas de los asistentes.

De acuerdo con el consejero Uriel Salas, el tema “es grave, delicado, que vemos, pero no compete al Consejo Universitario” resolverlo, sino que se debía discutir y modificar en las negociaciones contractuales, aunque dijo “dudo que lo quiten”, en tanto que Manuel Ruiz Marines advirtió que abordar el tema “es meterse en camisa de once varas” por tratarse de asuntos gremiales.

Otras opiniones consideraron que el caso es de los consejos técnicos en cada institución, quienes deberían normar la actitud de docentes con estas prácticas e incluso, deberían ser dados de baja. El consejero Luis Sánchez Amaro planteó que el punto si debe abordarse ya que los índices de reprobación conllevan a la deserción.

 

23 febrero, 2019
Tags: , ,
Notas Relacionadas