Especial fotográfico


Petatán, el pueblo que adoptó a los «Borregones»

Don Ismael sale en su lancha antes del amanecer, va en una de remos para cambiar por la motor y poder ir a pescar a Chapala, su hogar por toda la vida. Tiene 12 hermanos, de los cuales la mayoría viven en Estados Unidos, y los que están en Petatán, trabajan de muchas formas.

[revo_gallery]

Petatán es un pueblo que antes era una isla, al recorrerse la laguna se contruyó carretera y ahora ya no está aislado; pertenece al municipio de Cojumatlán en la frontera de Michoacán y Jalisco.

Desde hace 35 años aproximadamente comenzaron a llegar los pelicanos, vienen desde el norte de Estados Unidos y sur de Canadá buscando temperaturas diferentes al crudo invierno de aquellos lugares. Poco a poco, se han instalado ahí y los habitantes de Petatán los han ido adoptando y convirtiendo todo en algo similar a un albergue.

[revo_gallery]

Antes, los llamados «Borregones» se espantaban con las personas; ahora ya no tanto y están más cerca de los cientos de turistas que arriban para verlos y consumir pescado en los restaurantes que hay ahí.

El pelicano es alimentado con el llamado «hueso» del pescado, es decir, el desperdicio que resulta de «filetear». cuando no hay pelicano, se vende para hacer harina, mientras que la mitad del año sirve para alimentar a los migrantes visitantes. El pueblo los ha adoptado al pasar los años y este fenómeno migratorio ha generado ingresos económicos y desarrollo a la comunidad.

[revo_gallery]

Ismael vive enfrente del malecón principal y desde ahí observa todo, tambien ofrece tours en lancha para que los visitantes puedan mirar la laguna y el vuelo de los pelicanos desde el interior de Chapala.

24 febrero, 2024
Notas Relacionadas