Política


Anteponer al PRI sobre intereses de grupo, condicionante de sobrevivencia: Víctor Silva

Morelia, Michoacán.- Anteponer al PRI sobre los intereses de grupo, es una condicionante de sobrevivencia para el Partido Revolucionario Institucional evalúa su dirigente estatal Víctor Silva Tejeda, quien rechaza tibieza en el actuar de la dirigencia en el estado, y considera que los PRIistas no deben apostarle a que Morena caiga por su propio peso para posicionarse.
La asociación PRI Gobierno-delincuencia organizado que se vivió en Michoacán durante la pasada administración pública estatal, no es condición propia del priismo para Silva, sino que abarca a muchos partidos en diferentes gobiernos, por lo que no ahonda sobre los costos que puede seguir teniendo el hecho para el PRI en la percepción ciudadana.
En su oficina en la sede estatal del priismo michoacano, frente a una amplia mesa de madera, Silva Tejeda habla de la manera en que su partido arriba en Michoacán a este 2020, tras más de cuatro años de haber retornado a ser oposición en lo local, y con una condición similar en lo federal hace poco más de un año.
“A partir de la elección desastrosa que tuvimos en el 2018 a nivel nacional, el PRI quedó en una condición distinta en cada una de las entidades de la República. Yo creo que a partir de entonces en Michoacán al PRI nos ha ido bien en carácter y en trabajo, porque aquí solamente podíamos hacer dos cosas importantes para construir partido: la PRImera depurar nuestro padrón electoral y nuestra lista de afiliados y el fortalecimiento de la estructura”.
Actualmente el PRI en Michoacán cuenta con un padrón de 106 mil avalados por el INE de los que, alrededor de nueve mil están en proceso de revisión.


Silva Tejeda explica que al arribar a la dirigencia estatal el padrón tricolor en el estado era de 600 mil, registrando una participación PRIista en la elección local de 2018 de 371 mil militantes.
Por mandato de la autoridad electoral a los partidos políticos, los padrones de afiliados fueron depurados, de ahí el proceso de reafiliación del que Silva Tejeda da cuenta y que redujo casi en una sexta parte la cantidad de PRIistas michoacanos, no obstante aclara que su partido es el que mayor estructura tiene en la entidad.
La reorganización de sus comités y consejos políticos municipales también es traída a cuento por el dirigente quien, apunta que en estos momentos se está trabajando para renovar su Consejo Político Estatal.
Sobre la dirigencia que encabeza existen señalamientos sobre falta de carácter que, ha impedido generar una presencia significativa del priismo como partido de oposición en Michoacán, a lo que Silva Tejeda responde argumentando que el carácter se ha demostrado en el trabajo interno partidista.
“Nosotros no podríamos salir a hacer un trabajo hacia la sociedad abierta PRImero porque no eran tiempos de campaña, y segundo porque urgía reorganizar al partido en algo fundamental, saber cuántos somos, quiénes somos y en dónde estamos.
“A diferencia de otras entidades de la República, el PRI en Michoacán, en el lapso de un año logró afiliar y reafiliar a más de 106 mil michoacanos –lo que no hicieron muchos estados-, por eso yo considero que ha sido bueno y exitoso el trabajo interno”
-Las diferencias de grupos al interior del PRI, ¿ha sido motivo de erosión?
“No al contrario, este trabajo de la afiliación y reafiliación fue de una gran parte de las expresiones del partido y del equipo que en estos momentos está en el Comité Directivo Estatal.
“Otro resultado importante es la participación del priismo michoacano en el proceso de elección de la dirigencia nacional que hoy tenemos y que encabeza Alejandro Moreno y Carolina Viggiano; fuimos uno de los estados que más participación tuvo con alrededor de cien mil priistas, fuimos el quinto o sexto estado que más participó.
“El carácter ha radicado en darle prioridad al trabajo interno del partido. Este año cuando las reglas así lo permitan, cuando se lleguen los tiempos, el PRI tendrá que salir a enfrentarse a la sociedad para tratar de buscar nuevamente su confianza para las elecciones del 2021.
“Si no ordenamos la casa –que es a lo que nos hemos dedicado- sería muy difícil que pudiéramos salir a convencer a los ciudadanos acerca de que podemos tener nuevas propuestas, de que somos un partido organizado, de que somos un partido más fuerte, el más fuerte de Michoacán”.
-¿Entonces la apuesta del PRI sigue siendo su estructura?
“Definitivamente, el PRI tiene una estructura comprometida”.
-Los señalamientos sobre falta de carácter en la dirigencia por parte de priistas ¿en qué radican?, ¿lejanía?, ¿falta de cercanía en lo que comenta se está haciendo?
“Primero, desconozco a qué se refiere, yo no sé quién haya hecho un señalamiento en ese sentido…”
-¿No lo ha sentido usted?
“No, de ninguna manera, y si alguien lo comenta yo tendría que responderle diciendo que lo primero que tenemos que reconocer es que somos un partido en la oposición, que desde ahí tiene que reconstruirse, por lo que no podemos asumir actitudes protagónicas; eso si eso es a lo que se refiere con el tema de falta de carácter, no podemos actuar de esa manera porque no contamos con un partido que tenga la posibilidad que tuvo en el 2012 cuando ganó Enrique Peña Nieto y que arrasó en las elecciones, somos un partido distinto y el carácter tiene que ser distinto”.
-¿Cuál es la mayor dificultad que enfrentará el PRI en las próximas elecciones?, las encuestas aunque no son definitorias sí son indicativas y posicionan a Morena en primer sitio pese a sus problemáticas, ¿o ven que Morena pueda caer por su propio peso?
“Nosotros reconocemos la popularidad del presidente López Obrador, pero también reconocemos que en el movimiento Morena que hoy le llaman partido siguen teniendo muchas contradicciones que están a la vista de todos, pero de ninguna manera somos ingenuos como para apostarle a la caída de Morena por su propio peso.
“Nosotros le estamos apostando a la organización y a que los ciudadanos -que van a tomar la determinación de votar- tengan claridad de qué es muy importante en este país entrar a una cultura de pesos y contrapesos”.
-La perspectiva desde fuera del PRI es sobre luchas encarnizadas entre sus expresiones, confrontaciones entre grupos como el de los Orihuela y de Jesús Reyna, quizá los que aglutine Víctor Tinoco, entre otros, ¿cómo hacer que estas luchas fratricidas no escalen y generen un sismo mayor en un partido que acaba de vivir un proceso que evidentemente no le fue favorable?
“La principal lección que debemos de aprender de la derrota de 2018 es tener la capacidad como partido en la oposición de anteponer los intereses de nuestro instituto político antes que los de grupo o de equipo, eso es fundamental, es una condicionante de sobrevivencia, por eso estamos trabajando en estos momentos en la unidad interna.


“Efectivamente pudiera apreciarse o percibirse por fuera que hay confrontaciones incluso irreconciliables, pero lo que pasa es que la herramienta de la política es el elemento fundamental para acercar las partes que a veces pueden parecer tan distantes, pero que cuando hay un objetivo común trabajan juntas, y esa es la tarea que está haciendo esta Dirigencia Estatal, manifestar un PRI en unidad que nos puede garantizar mejores posibilidades de competencia”.
-La fuerza del PRI se ha relacionado con el uso de la estructura pública para posicionarse, mucho se le ha cuestionado al respecto, sin embargo ahora desde la oposición, al carecer de esta fuerza que se le consideraba natura, ¿cómo hacer frente al proceso electoral que se avecina?
“Afortunadamente hoy contamos con la muy buena voluntad de los militantes que empiezan adoptar como una nueva cultura el pago puntual de sus cuotas, eso nos ha ayudado a salir hasta el 31 de diciembre del año pasado más o menos con lo mínimo indispensable.
“Como tú sabes, el PRI tiene un recorte en sus prerrogativas mensuales del 50%, eso nos lleva a una situación económica muy complicada que hemos vivido durante varios meses y se puede prolongar por otros tantos más, pero afortunadamente hemos tenido la sorpresa enorme de que la militancia está respondiendo al pago de sus cuotas, algo que no había sucedido en el pasado”.
Sobre la “caballada” diezmada en el PRI que permita un abanico de perfiles para su selección de candidato a la gubernatura, y sobre sus propias aspiraciones para competir y las ventajas que le da el ocupar la dirigencia estatal, Silva Tejeda se concentra en afirmar que habrá piso parejo para todos los interesados.
“El mensaje es muy claro, el PRI tendrá piso parejo para el 2021 y quienes aspiren en su momento –llegados los tiempos que permite la Ley- tendrán que estar en condiciones de equidad en cuanto a su participación para las candidaturas de todos los cargos de elección”.
-¿Considera que el PRI ha logrado superar esta imagen relacionada con la delincuencia organizada que le dejó la pasada administración estatal de Gobierno?
“Este no es un tema exclusivamente del PRI, donde ha gobernado el PAN hacen lo asociación con el PAN, lo mismo con Morena y con el PRD; es un tema que cada partido debe resolver para esta nueva elección. A mí me gusta entrarle a los temas que son tan importantes como éste, yo creo el crimen organizado asociado con quiénes gobiernan independientemente del partido que sean lo podemos encontrar en los ayuntamientos y en los gobiernos de los estados, no es un asunto imputable solamente al PRI, todos los partidos deben de preocuparse por desterrar esa práctica y esa imagen donde se haya dado”.
-Pero en el caso local que es el que nos toca a nosotros, ¿sí se ha depurado desde su perspectiva como dirigente estatal esta percepción?
“Quienes gobernaron en su momento saben si efectivamente se dio o no se dio, yo hasta el momento no he visto señalamientos directos a quiénes hayan gobernado por el PRI o por el PRD y me refiero a señalamientos donde intervenga una sentencia”.

24 enero, 2020
Notas Relacionadas