Política


Descarta García Conejo que sea un lastre su parentesco con Silvano

Morelia, Michoacán.- Antonio García Conejo reconoce que tiene los tenis puestos, que está calentando motores rumbo a la definición de la candidatura del Partido de la Revolución Democrática a la Gubernatura del Estado, y descarta que sea un laste su parentesco con el gobernador Silvano Aureoles Conejo.
Entrevistado a propósito de la situación que priva en su partido, de sus aspiraciones rumbo a la gubernatura del estado, el hoy senador de la República, reconoce como una de las principales necesidades del perredismo la organización y trascender los intereses de grupo por los de partido.
“En Michoacán a pesar de la crisis que todos los partidos están pasando, no veo mal al PRD, lo veo en condiciones de ser competitivo, sin embargo tiene también deficiencias que tiene que atender; ¿qué le hace falta?, organización, renovar varias de las carteras que conforman el Comité Estatal, reorganizarse, desde mi punto de vista hace falta mayor comunicación con las bases.
“No comparto aquellos que dicen que el PRD prácticamente está acabado, que ya no tiene que hacer como un instrumento de la sociedad. Por el recorrido que he hecho por el estado y platicando con la gente me doy cuenta que no es así, obviamente hay municipios que tienen dificultades, pero es un partido vivo e incluso con posibilidades de crecer”.


-El PRD antaño se identificaba con las clases populares, con el movimiento social, lo que vemos ahora desde fuera es un partido clasista incluso a nivel de estampa, antes en sus eventos se veían los sombreros de los campesinos y ahora lo que priva son las bolsas de Liverpool o de marca de las funcionarias, ¿el ejercicio del poder acabó siendo un cancerígeno de los fundamentos perredistas?
“Yo creo que hay algo de eso, todos los partidos deben de evolucionar sino se quedan estancados; el PRD surge con una composición de otros partidos pequeños y también de organizaciones civiles, un partido que se le criticaba mucho por ser muy rijoso, con tomas de alcaldías, de carreteras, todos los movimientos sociales prácticamente los hacía suyos y hubo mucha crítica.
“Hubo un momento en que el PRD a pesar de que tenía muchos adeptos y era una gran masa no podía ser una verdadera opción para el ejercicio del poder, esto porque se le calificó desde el partido en el poder como rijoso, como un partido demasiado bélico, y entonces el partido comenzó a transitar a una imagen de conciliación y de acuerdos que creo yo le dio un poco más de resultados.


“Pero luego de ahí se fue al otro extremo, hay que reconocerlo, se empezó a abandonar cierta parte del sentir social y eso tampoco le ayudó porque no supo mantener el equilibrio, ni ser un partido rijoso o totalmente radical, ni tampoco ser un partido complaciente y olvidarse de las bases, creo que en esa parte se perdió, se extravió un poco. En ese trance el partido se perdió y le puso más atención a los espacios, a ver quién ganaba más lugares dentro del poder, regidurías, presidencias municipales y diputaciones, entonces se envolvió en un problema de lucha interna por candidaturas. Esa es una de las cosas que le afectó sin duda”.
-¿Persiste esta situación?
“Aún persiste, sería no aceptar la realidad diciendo que no, que todo está bien, aunque creo que hay una cantidad importante de militantes que está viendo y analizando los errores que se cometen para no caer ahí, ahí me incluyo, porque hay que pensar cómo nos organizamos para servirle a la sociedad y no pensar solamente en si se quiere llegar a un espacio a como dé lugar”.
-Tú hablas de que no va a desaparecer el PRD, pero es un hecho que en el escenario está la posible mutación del partido cambiando incluso siglas al denominado Futuro 21, incluso se sabe de la repartición ya hecha de espacios para la futura conformación de sus órganos directivos nacionales previo a la decisión de las bases, ¿se están autocondenado a la extinción?


“Yo no lo veo así, el PRD como otros partidos después de la elección del 2018 entró a una nueva etapa, hay que hacer un autoanálisis muy profundo para armar nueva estrategia y actuar de una manera diferente, yo creo que se está haciendo todo lo que está al alcance para que el partido en realidad tenga cambios sustanciales.
“El partido va a seguir utilizando sus siglas, hay quienes han expresado simpatías porque el PRD preste sus siglas a alguna nueva imagen y logotipo pero eso no va a suceder, al menos por ahora, el partido como siglas y como color está muy bien posicionado”.
-En Michoacán ¿qué regiones deben ser atendidas para el PRD y requieren un mayor trabajo?
“Siempre la parte que hay que cuidar más y donde hemos tenido menos presencia es la del Bajío, sobre todo en La Piedad, Zamora y los Reyes, también hay que revisar Sahuayo y Jiquilpan, porque la parte de oriente yo veo muy fuerte igual que Tierra Caliente y el mismo Lázaro Cárdenas.
-Cómo uno de los perfiles para la candidatura del PRD a la gubernatura se señala que un lastre para ti es que seas hermano el gobernador, que lejos de sumar te resta. Eso que quizá antes era un plus para ti, ¿qué tanto es ya un factor en contra?
“Es muy respetable la opinión de cada persona, me parece que en este tema sencillamente se tendrá que poner en la balanza ¿que interesa más?, tener un candidato –si es que así se diera- qué va hacer campaña y se va a entregar a luchar por un proyecto, que si llega a ser el gobernador va a estar cercano a la gente, qué va atender, que va a escuchar. Quienes me conocen saben quién soy yo, entonces tendrán que poner sobre la balanza si lo que he hecho, hago y haré interesa más a los perredistas que el que tenga un pariente que ya fue gobernador.
“La gente tendrá que valorar eso y yo soy muy respetuoso de la gente, será ella entre quienes aspiran la que tendrá comparar el historial de cada quien y lo que han hecho. El tema de tener un parentesco con el hoy gobernador no debe ser el peso que niegue la posibilidad, ¿qué prefieres? tener alguien que te funcione o alguien que no, así de sencillo”.
-Otros perredistas que se mencionan no levantan en las encuestas, pero el hecho concreto es que tienes el factor de tu parentesco en contra, porque además hay una percepción muy negativa del Gobierno del Estado…
“Yo no podría decir si eso me ayuda o me perjudica sinceramente, yo nunca voy a negar la cruz de mi parroquia, y orgullosamente digo tener mis hermanos, a todos los quiero mucho, los aprecio y no me avergüenzo de ellos. Cada quién es arquitecto de su propio destino, y cada quien se conoce por sus acciones, así que es la gente la que va a tener que determinar, incluso se van a hacer sondeos, vamos a ver si eso es un obstáculo”.
-Está Carlos Herrera que quiere, pero una cosa es querer y otra poder, Antonio Soto que siempre quiere, y estás tú, pero antaño veíamos un abanico de perfiles perredistas más amplio peleando por la candidatura gubernamental, ¿ha enflacado la caballada perredista?, ¿la salida de cuadros les ha perjudicado?
“Los partidos tienen coyunturas, tienen períodos que varían, nunca son iguales y dependen de muchas cosas externas e internas, yo creo que tiene también que ver con quienes se activen y quieran, si tú quieres participar tienes que hacer trabajo, no solamente es querer sino hacer trabajo y más trabajo, estar con la gente, eso es lo que te da el resultado. Ahora dices que son pocos quizá porque aún faltan algunos meses para que comience a ver más efervescencia, seguramente van a salir más a levantar la mano, pero tenemos que ser muy realistas también. Dicen que hay quién quiere, quién puede, y quién debe, puede ser que hayamos algunos que podamos, queramos, pero no somos los que debemos ser, eso hay que también tenerlo muy presente”.
-¿Con quién te apetece contender por la gubernatura?
“Todavía no sé si yo vaya a ser el candidato…”
-Como un ejercicio lúdico…
“Yo soy de los que creo que si andas en el lodo algo se te pega y si andas en la miel algo también…”
-¿Quiénes crees que van a estar en el debate de candidatos a gobernador que organice el IEM en su momento?
“Si es de morena el que diga López Obrador, y ¿quién me apetece?, pues no se me apetece nadie, respeto totalmente la decisión y la vida interna de todos los partidos”.
-¿Hay posibilidades de coalición en esta elección con el PAN?
“Si, yo digo que en eso no se debe descartar nada; está primero el interés del estado, eso quiere decir que si hay que unir fuerzas hay que hacerlo, no descartemos nada”.
-¿El Comité Estatal de esta oficina de campaña?, así lo ha dejado ver Antonio Soto…
“Tengo como un año que no voy al partido, aunque todos los días tengo contacto con la gente que está en mi partido y que son los ciudadanos, pero al Comité tiene como un año que no voy”.
-Hace tiempo trascendió un cónclave de liderazgos perredistas en el estado para darle el espaldarazo a Carlos Herrera Tello, poniéndote a ti en paréntesis por tu parentesco con Silvano Aureoles…
“Ja, ja, ja, no me invitaron, no me enteré…”
-¿Te has sentido excluido de determinaciones?, ¿te impacta en algo? porque finalmente ahí sigues…
“Yo estoy preparándome y tengo los tenis puestos, pero seré muy respetuoso de lo que al final determine mi partido y el análisis que se haga. Me estoy preparando y sería mentir el decir que yo nada; estamos preparándonos, calentando motores, pero muy conscientes de que primero está el estado, la unidad y que mi proyecto particular y de grupo no puede estar por encima del interés general. Desde mi trinchera voy a meterme con todo en lo que esté a mi alcance para ayudar al o a la que vaya, porque estoy convencido de que no podemos retroceder a sabiendas de todos los problemas que hay”.

10 febrero, 2020
Notas Relacionadas