Actualidad


Día del albañil y la Santa Cruz ¿por qué ambas celebraciones van de la mano?

El 3 de mayo se celebra el Día de la Santa Cruz y el Día de los Albañiles en México. La primera es una fiesta católica, que en nuestro país fue adoptada por todos los trabajadores de la construcción, «maistros» y chalanes.

Para celebrar construyen una cruz de varilla, madera o cualquier otro material que sea utilizado en las obras, la cual adornan con flores reales o de papel china y crepé, listones, santos o cualquier otro adorno que les venga a la imaginación. Van a misa y después les espera una gran fiesta organizada por su patrón.

¿Cómo inició el festejo?

Según la historia, la emperatriz Elena encontró la cruz en la que Cristo fue sacrificado. Con ayuda de los trabajadores de la construcción, Elena mandó demoler el templo en el monte Calvario, donde se encontró la cruz bajo los escombros. La emperatriz fue canonizada y desde ese momento se convirtió en Santa Elena de la Cruz.

Otra leyenda que explicaría la festividad de la Santa Cruz en México se remonta a la época prehispánica y a la tradición de realizar rituales para atraer la lluvia en época de cosecha durante los primeros días del mes de mayo. Durante la época colonial, los ritos podrían haberse transformados en rezos para atraer a la lluvia y se pudo haber incorporado la festividad católica de la Santa Cruz.

A pesar de las diversas leyendas sobre los inicios de la tradición, en México no hay duda de que los albañiles son los protagonistas de esta festividad. Con el objetivo de valorar su trabajo, cada 3 de mayo se rinde homenaje a los constructores de hogares y ciudades enteras.

Con información de Hipertextual

3 mayo, 2018
Notas Relacionadas