Lo más leído


El costo de vivir en una ‘Ciudad Dormitorio’ #Video


Rodrigo Caballero/ @RodCaballero

Morelia, Michoacán.-En los últimos 10 años, la ciudad de Morelia creció más que en sus primeros 400 años de existencia; tan sólo entre 2000 y 2010 el crecimiento urbano fue de más de 91 por ciento, es decir casi se duplicó su dimensión.

En 10 años 109 mil personas nacieron, migraron o se establecieron en Morelia según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Esto generó una demanda de vivienda que no había sido experimentada por los morelianos en décadas, la última explosión demográfica de la ciudad fue a consecuencia del Terremoto de 1985 cuando miles de familias salieron de la Ciudad de México.

La necesidad se juntó con los intereses de desarrolladores urbanos locales y nacionales que aprovecharon el bajo costo de la tierra para comenzar a planificar la creación de fraccionamientos alrededor de la mancha urbana.

Aunque es comúnmente referido como “desarrollo urbano”, el doctor Guillermo Vargas Uribe prefiere llamarlo “crecimiento urbano” ya que asegura que no se está desarrollando nada debido a lo caótico que ha sido el proceso.

En entrevista para Michoacán TresPuntoCero, Vargas Uribe asegura que los beneficiados del concepto de los fraccionamientos son los propios desarrolladores puesto que se encargan de comprar barato y vender caro.

En su tesis donde relata el desarrollo histórico territorial de Morelia –desde que se llamaba Valladolid- Vargas Uribe recopila cómo estaba planeado el llamado “proyecto de ciudad” y cuándo dejó de serlo.

Según su investigación fue en la década de los 60 cuando se dejó de seguir el trazo ortogonal o cuadriculado en forma de tablero de ajedrez y se dio paso a un crecimiento “desmedido y exagerado”.

Entre 1994 y 2009 se explotó el crecimiento a través de lo que Guillermo Vargas denomina “ciudad radial” que se da a través de las carreteras que llegan a Morelia aprovechando que los ejidos ya se podían vender tras las reformas impulsadas por el ex-presidente Carlos Salinas de Gortari.

Este crecimiento desorganizado de la ciudad generó centros suburbanos llenos de problemáticas como inseguridad y falta de servicios llamados: Ciudades Dormitorio.

Menos dinero y menos tiempo

Una de las principales consecuencias de las Ciudades Dormitorio son los tiempos de traslado, en Morelia el tráfico puede retrasar hasta 3 horas el camino desde uno de éstos fraccionamientos hasta el centro de la ciudad.

En promedio, un moreliano puede pasar hasta 12 días de su vida estancado en el tráfico de la ciudad cada año.

Sin embargo, no sólo se trata de tiempo, se trata de horas libres puesto que los traslados gastan parte del tiempo de recreación entre horas laborales. “Las personas usan su tiempo libre para trasladarse, tiempo que podrían aprovechar para estar con su familia, eso también afecta su calidad de vida” refirió Vargas Uribe.

Fernando Alcalá, un residente del Fraccionamiento Metrópolis II, asegura que tiene que tomar tres combis para llegar a su trabajo cada día y tarda casi dos horas en el tránsito de la ciudad.

Tomando como ejemplo su caso, diariamente gasta 42 pesos en transporte –más de la mitad del salario mínimo de los mexicanos- y anualmente pagó por trasladarse 13 mil 104 pesos.

“Yo me ando ganando a la semana unos 3 mil pesos pero entre comidas y combis pues la verdad si se va una buena lana” asegura tras aclarar que nunca había pensado en la cantidad de dinero que gastaba en ello.

Para el doctor Vargas Uribe, catedrático de la Facultad de Economía y la licenciatura en Geohistoria, uno de los problemas más graves es que no reparamos en lo que implica la problemática como ciudadanos y por lo tanto no podemos exigir algún tipo de cambio.

“Son gastos extraordinarios que afectan directamente la calidad de vida de las personas y por lo general se asumen como ‘cotidianos’” explicó el académico.

Vándalos y bandidos

Otro de los costos de las Ciudades Dormitorio tiene que ver directamente con la inseguridad, en primer lugar se encuentran lejos de las zonas en las que normalmente se encuentran las patrullas y casetas policiacas.

Evenecer, otro joven consultado por Michoacán TresPuntoCero, declaró que en su fraccionamiento –Villas de la Loma- hay constantes robos a casa-habitación debido a la poca vigilancia que tiene la colonia.

Evenecer dijo que por lo general las casas permanecen solas durante la mañana y parte de la tarde, situación que aprovechan los ladrones para entrar sin ser molestados, “cuando hay algún incidente como robo la policía se tarda las horas en llegar o simplemente no llega” abundó.

Tan sólo entre enero y agosto de 2015, en Morelia hubo 386 robos a casa-habitación de los cuales 49 fueron con violencia según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

-Con todos los problemas que generan ¿A quién benefician las Ciudades Dormitorio?-

-A los desarrolladores tanto morelianos como externos, aquí está el caso de una familia muy conocida en Morelia, Los Ramírez, quienes han recibido grandes beneficios económicos- respondió Vargas Uribe.

Sin embargo, también aseguró que se trata de un modelo que beneficia a “funcionarios corruptos” puesto que no se trata solamente de zonas residenciales sino también de fraccionamientos populares construidos para ofrecer créditos como los del Instituto Nacional de Fomento a la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

A fin de conocer la situación actual de la vivienda en Morelia, Michoacán TresPuntoCero solicitó una entrevista con el delegado del Infonavit, Julio Guajardo Villareal, desde el pasado martes 29 de septiembre de 2015 pero no hubo respuesta.

Nada que celebrar

El pasado 10 de septiembre, el Ayuntamiento de Morelia anunció un plan de desarrollo para la ciudad enfocado en mejorar la infraestructura de la capital michoacana en los próximos 25 años.

El proyecto llamado Plan de Gran Visión Morelia NExT será creado para mejorar a la ciudad con miras a su aniversario número 500 y tan sólo la planeación del mismo costará a los morelianos unos 2 millones de pesos.

Este plan estará “validado” por la ciudadanía, aseguró el presidente municipal de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, quien dijo que habrá un foro en el que los morelianos podrán exponer sus principales problemáticas a fin de decidir en qué se gastará el dinero público.

Por lo tanto, no queda claro qué se va a hacer con las ciudades dormitorio que ya existen y las que se pretenden construir. Porque si el desarrollo urbano continúa como hasta ahora, Morelia no tendrá nada que celebrar en sus primeros 5 siglos.

20 octubre, 2015
Notas Relacionadas