Lo más leído


El doble discurso del PRI frente a la reestructuración de la deuda

Rodrigo Caballero/ @RodCaballero

Morelia, Michoacán. La bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) aseguró que no permitirá que el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, realice una reestructuración de la deuda pública en la entidad.

En rueda de prensa, la lideresa de la fracción priista en el Congreso del Estado, Adriana Hernández Íñiguez, dijo que si las condiciones de la reestructuración aumentarán la deuda michoacana le darán al gobernador “un rotundo no”.

Con esa decisión tomada por la bancada tricolor trataron de dejar claro que ya no volverán a aprobar reestructuraciones al por mayor como sí lo hizo el PRI durante la Legislatura pasada.

La última reestructuración que sí amplió el volumen de la deuda, se dio el año pasado bajo la administración del ex-gobernador Salvador Jara Guerrero y fue aprobada por una apabullante mayoría priista; esto a pesar que se sabía de antemano el incremento de la misma.

Debido a la reestructuración promovida por Salvador Jara, hubo un aumento de 2 mil 767 millones de pesos tras pedir otro crédito al Banco Nacional de Obras (Banobras), decreto aprobado sin chistar por la bancada priista de la LXXII Legislatura.

Lo que denota el doble discurso priista respecto a las mismas medidas solamente que impulsadas por gobernadores de distintos partidos políticos. A pesar de ello, la bancada del PRI se mostró abierta a investigar quiénes endeudaron a Michoacán “sin importar su afiliación partidista” declaró Adriana Hernández.

Sin embargo, hasta el momento no ha habido ninguna propuesta concreta turnada al Congreso del Estado que busque una reestructuración por parte del Poder Ejecutivo, por lo que todavía ni siquiera se sabe si Silvano Aureoles buscará una reestructura.

4 noviembre, 2015
Notas Relacionadas