Derechos Humanos


En Cocula sí llovió el 26 y 27 de septiembre y no se detectó incendio: informe de la UNAM

En el basurero de Cocula sí llovió el 26 y 27 de septiembre de 2014 y no se detectó ningún incendio, concluyó el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) en base a dos informes elaborados por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los cuales fueron solicitados por la Procuraduría General de la República(PGR).

Desde la primer semana del pasado mes de octubre los dos estudios de la UNAM forman parte del tomo 151 de la averiguación previa (AP/SDHPDSC/01/001/2015), uno fue elaborado por el Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) y el Instituto de Geología de la UNAM.

Dichos informes en poder de Reforma contienen la evidencia científica que contradice la versión oficial mejor conocida como “verdad histórica” de Jesús Murillo Karam, ex Procurador, la cual aseguraba que los normalistas desaparecidos habían sido incinerados en el basurero de Cocula.

Mediante imágenes satelitales de infrarrojo de GOES también se comprueba una vez más que la condición climatológica de Iguala y Cocula no favorecía una quema de cuerpos, materiales solicitados por la PGR a la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA).

Además se solicitó a la CCA el análisis satelital de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA por sus siglas en inglés) y de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), ambas encargadas de monitorear incendios, por lo que en base a varias fuentes se puede concluir que no se detectó un incendio en Cocula el 26 y 27 de septiembre del año pasado.

La CCA informa que en Iguala se registró una precipitación acumulada de 5.3 milímetros entre las 23:40 horas del 26 a las 4:40 horas del 27; mientras que en Guerrero se registró un solo incendio en ese mes, el cual no concuerda con las coordenadas del basurero de Cocula.

A los análisis se suma la investigación del Instituto de Geología sobre la roca y suelo de lugar la cual determinó que no sufrieron un cambio de calor de 800 grados centígrados, lo que representaría el incendio.

11 diciembre, 2015
Notas Relacionadas