Lo más leído


EUA ha invertido 2.5 billones de dólares en México para continuar la guerra contra el narco

Rodrigo Caballero/ @RodCaballero

Morelia, Michoacán.-Desde 2008, el gobierno de los Estados Unidos de América (EUA) ha invertido 2.5 billones de dólares para que México continúe con la campaña en contra del tráfico de drogas.

Este dinero equivale a 42 mil 500 millones de pesos, una cantidad similar a la que destinó el Gobierno Mexicano para previsiones de los Sistemas de Educación Básica, Normal, Tecnológica y de Adultos en el presupuesto 2015.

Sin embargo, el dinero que Estados Unidos envió a México no sirvió para programas de prevención de la violencia o apoyos a personas de escasos recursos para evitar que cayeran en el negocio del narcotráfico; el presupuesto estuvo destinado a equipamiento, entrenamiento, capacitación y logística para combate a los cárteles que imperan en México.

En otras palabras, se utilizó para comprar armas, pertrechos y contratar servicios de entrenamiento para las fuerzas del orden como la Policía Federal y las policías estatales y municipales que se encuentran –según una encuesta de Parametría- entre las instituciones menos confiables del país.

Humvees, helicópteros y opacidad

Se sabe, por investigaciones periodísticas, que las armas y entrenamiento fueron comprados a países como Estados Unidos, Israel, Francia y Gran Bretaña. No obstante, por tratarse de temas de “Seguridad Nacional” existe poca transparencia acerca de cómo se realizaron estos contratos y cuánto dinero costaron en realidad.

El equipamiento que el gobierno mexicano -con dinero norteamericano y propio- ha adquirido puede verse en los centenares de vehículos tipo Humvee que cruzaron la frontera el pasado 13 de abril de 2015, un hecho reportado por periódicos fronterizos que se percataron del suceso.

De acuerdo con Univisión, en aquel momento México estaba recibiendo los 3 mil 335 vehículos militares que le costaron 556 millones de dólares.

Un mes más tarde -16 de marzo- el Departamento de Estado notificó a la Secretaría de Gobernación que fue aprobada la compra de 23 helicópteros tipo Black Hawk con un costo de 110 millones de dólares; así como aviones de entrenamiento Beechcraft T-6C Texan II aunque no hay un reporte oficial de la adquisición.

Inclusive, el presidente Enrique Peña Nieto culminó su más reciente viaje a Francia con la intención de comprar seis helicópteros EC-725 mejor conocidos como ‘Súper Puma’ una compra estimada en 8 mil millones de pesos según información del semanario Proceso.

México es el principal comprador de pertrechos de guerra en Estados Unidos de todos los países latinoamericanos según datos de la Agencia de Cooperación en la

Defensa de la Seguridad Nacional del Pentágono. Durante el 2014, al menos mil 441 millones de dólares fueron destinados a la compra de transporte militar y aeronaves tan sólo en los Estados Unidos.

Gran parte de las adquisidores de equipamiento militar forman parte de los tratados de colaboración firmados a través de la Iniciativa Mérida, un programa firmado por el ex-presidente Felipe Calderón Hinojosa en 2006 que tendría una duración de únicamente 3 años pero continúa hasta nuestros días.

En un artículo del periódico estadounidense The Nation, el periodista Jesse Franzblau cuestionó al gobierno norteamericano por la cantidad de dinero que se les otorga a las autoridades mexicanas a pesar que “las leyes estadounidenses prohíben el envío de ayuda a individuos extranjeros y unidades implicadas en violaciones sistemáticas de los Derechos Humanos”.

Franzblau señala que casos como Ayotzinapa, Tlatlaya y la masacre de más de 300 personas en el municipio de Allende en el Estado de Coahuila son muestras claras de conexiones entre el crimen organizado y las autoridades mexicanas por lo que Washington debería reconsiderar a donde llega el dinero que envía a México.

De acuerdo con el autor “los vínculos entre autoridades mexicanas y organizaciones criminales han sido pasados por alto, ignorados o encubiertos del escrutinio público mientras el dinero para combatir el tráfico de drogas sigue fluyendo”.

29 julio, 2015
Tags: , ,
Notas Relacionadas