Derechos Humanos


Michoacán, un “foco rojo” en materia de Derechos Humanos: Juan Manuel Estrada

Rodrigo Caballero/ @RodCaballero

Morelia, Michoacán. El Estado de Michoacán es un “foco rojo” debido a las constantes violaciones de Derechos Humanos que ocurren en la entidad, así lo aseguró el Premio Nacional de Derechos Humanos, Juan Manuel Estrada Juárez.

En entrevista, el ganador del galardón en 2014, aseguró que las masacres de Tanhuato y Apatzingán, así como los casos del pequeño asesinado en Ostula y los niños del albergue de Mamá Rosa han colocado a Michoacán en una “situación crítica”.

El 12 de diciembre de 2014, Manuel Estrada interpuso una queja debido a la “parálisis” que existe en el caso del albergue de Mamá Rosa, pues aseguró, se trata de un caso emblemático de impunidad en Michoacán.

“La señora Rosa Verdusco está en libertad y su albergue sigue operando sin que ninguna autoridad haga algo por detener las violaciones de derechos que ocurren ahí” reclamó Juan Manuel Estrada.

Gendarmería, mala decisión

Respecto a la entrada de la Gendarmería Nacional y la Policía Militar dentro del territorio michoacano, Manuel Estrada calificó la acción como una “mala decisión” del gobernador, Silvano Aureoles Conejo, puesto que tensa la problemática de derechos que se vive.

“En Ostula, la detención de Cemeí (Verdía), trajo un conflicto con la población que culminó en la muerte de un niño y esa confrontación puede desatarse con la entrada de las Fuerzas Federales y la Gendarmería” detalló Estrada Juárez respecto a la situación en la Sierra Costa Michoacana.

Para el ganador del premio nacional de Derechos Humanos, la solución sería más bien detener la impunidad que impera en éstos casos donde las “violaciones al Estado de Derecho no se castigan”; antes que traer más elementos policiacos a Michoacán.

CEDH es omisa

Debido a estos casos, Juan Manuel Estrada Juárez, consideró que la Comisión Estatal de Derechos Humanos ha sido omisa en su actuación y no ha tenido un papel contundente como portavoz de las garantías de los michoacanos.

Manuel Estrada consideró que “no hay justificación alguna” que pueda utilizar el ombudsman michoacano, José María Cázares Solórzano, tras no actuar de manera adecuada en casos como el de Alondra Luna Núñez quien fue sustraída de su escuela cuando una mujer la reclamó como su hija en los Estados Unidos.

Respecto a casos como Ostula y Tanhuato, el defensor de Derechos Humanos consideró que “no ha habido serios pronunciamientos” por parte del presidente de la CEDH por lo que -a su juicio- habría actuado de manera omisa.

Cabe destacar que Juan Manuel Estrada visitó la capital de Michoacán acompañando a Salvador Molina Navarro quien busca presidir la CEDH. En ese sentido Estrada concluyó que Salvador Molina tendrá el reto de deshacer la idea que los derechos humanos son “un botín político”.

5 noviembre, 2015
Notas Relacionadas