Derechos Humanos


OIM urge a gobiernos europeos a actuar ante crisis migratoria

Prensa Latina

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) urgió hoy a los gobiernos europeos responder al desafío planteado por la crisis migratoria, la cual continuará en el futuro próximo.

En una cita entre representantes de esta entidad y de la Unión Europea (UE), el director general de OIM, William Swing, sostuvo que la migración seguirá en los próximos años como una característica dominante en el panorama político, social y económico del denominado viejo continente.

«Las llegadas a Europa continuarán dado que las causas de la inmigración forzada no han cambiado», aseveró, e instó al grupo de los 28 a actuar unido para convertir el desafío actual en el logro de una política de asilo e inmigración común.

El año pasado más de un millón de indocumentados llegaron a Europa en la que se considera la peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial, mientras los números de las primeras semanas de 2016 confirman la continuidad y agudización del fenómeno.

De acuerdo con un reporte de la OIM publicado hoy, alrededor de 84 mil indocumentados arribaron a las costas de la región, mientras 410 han fallecido en el intento.

La mayor parte de los ingresos (78 mil 333) se produjeron a través de Grecia, mientras cinco mil 987 fueron mediante Italia.

Durante la cita entre la UE y la OIM, el comisario europeo de Desarrollo, Neven Mimica, estimó que «ayudar a los países socios a encontrar la manera correcta de gestionar estos flujos sin precedentes se ha convertido en una de las cuestiones más urgentes para todos nosotros».

Para ello, agregó, necesitamos atajar las causas en la raíz del problema, en cooperación con los países miembros del grupo regional y las organizaciones internacionales.

Dada la entrada masiva a través de Grecia, y las dificultades para controlar los ingresos en frontera, algunos Estados han sugerido la posibilidad de expulsar a la nación helena del área Schengen de libre movilidad, como medida proteccionista para que los indocumentados no puedan seguir viaje por el resto del bloque.

Al respecto, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, aseguró hoy que la salida de Atenas no resolvería los problemas migratorios.

De acuerdo con el político polaco, «ello no pone fin a la guerra de Siria. Ello no pone fin a la atracción de Europa para los inmigrantes. Y no es una solución común europea».

16 febrero, 2016
Tags: , , , , ,
Notas Relacionadas