Internacional


ONU debe parar la violencia contra los palestinos: Venezuela

Prensa Latina

La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, reclamó hoy al Consejo de Seguridad de la ONU que exija a Israel el cese de la violencia contra los palestinos y compromiso con la salida pacífica del conflicto.

«Llamamos al Consejo a que asuma su responsabilidad y se pronuncie cuanto antes para que Israel ponga fin al actual ciclo de violencia, y coloque a la protección palestina bajo protección internacional», subrayó en un debate del órgano de 15 miembros sobre la situación en el Medio Oriente.

De acuerdo con la funcionaria, demasiado tiempo ha transcurrido sin que la organización resuelva el diferendo.

Debemos hablar con claridad y firmeza sobre este tema, durante los 70 años de existencia de Naciones Unidas, el pueblo palestino ha enfrentado un continuo irrespeto de sus derechos fundamentales, precisó.

Para Rodríguez, la solución pasa por acabar la ocupación israelí y su política de negar al pueblo árabe el derecho a la autodeterminación y a la existencia de un Estado soberano.

Al respecto, reiteró el rechazo de Venezuela a las acciones que impidan una mayor presión global a Tel Aviv, en particular al empleo del veto en el Consejo de Seguridad.

«El veto promueve el terror a través de la impunidad, un veto de la vergüenza cuando se trata de la tragedia palestina», afirmó.

A partir de su condición de miembro permanente del Consejo, Estados Unidos utiliza sus prerrogativas para bloquear, o amenaza con hacerlo, resoluciones o iniciativas contrarias a los intereses de su aliado estratégico en el Medio Oriente

El foro de hoy centró sus debates en la escalada de enfrentamientos de las últimas semanas en Jerusalén Oriental y otros territorios ocupados, con saldo de decenas de muertos y miles de heridos, la mayoría civiles palestinos.

En ese sentido, la canciller de Venezuela responsabilizó a Israel por el auge de los enfrentamientos y por la frustración que provoca con sus políticas en los jóvenes palestinos.

La potencia ocupante genera ciclos de violencia en el empeño de mantener y aumentar su control territorial, en un proceso de colonización permanente, denunció.

Según Rodríguez, Tel Aviv pareciera apostar a la agudización de la crisis humanitaria en los territorios ocupados y a la división de sus habitantes, con el objetivo de «hacer inviable la solución de los dos estados».

Asimismo, alertó que cada intento de paz de la comunidad internacional encuentra obstáculos de Israel, como si «su único camino fuese la colonización y la negación del derecho palestino a la independencia».

23 octubre, 2015
Notas Relacionadas