Derechos Humanos


Piden en el Consejo Universitario revisar tema de expulsiones; Rectoría avala decisiones del Tribunal

No habrá marcha atrás en el proceso de expulsión de nueve estudiantes por su presunta participación en hechos violentos durante las movilizaciones del 2016 en la Universidad Michoacana, ni debe ser un elemento de presión para el ingreso, afirmó el rector Medardo Serna González, no obstante que el consejero profesor de la Facultad de Filosofía, Mario Alberto Cortes, se pronunciara por revisar los dictámenes del Tribunal Universitario al respecto.

En el desarrollo de la sesión de este viernes del Consejo Universitario, en el tramo final de la misma, la consejera estudiantil Yotzi Medina pidió la palabra para demandar al máximo órgano de gobierno de la UMSNH se “revise el punto de las expulsiones”, proceso en marcha tras los dictámenes del Tribunal Universitario avalados por los consejeros en la sesión de hace una semana y en el cual está pendiente tomar una solución definitiva.

Justo cuando la consejera hablaba de la necesidad de un proceso conciliatorio que evite las expulsiones, el volumen del sonido bajó en el recinto del edificio de Rectoría, lo que la joven consideró “curioso”.

El representante de los docentes de Filosofía, por su parte, aludió a que en la sesión anterior no hubo razones “de peso” y sí “un vacío de razones”, según dijo, para avalar los dictámenes del Tribunal, así como el que en éstos no se evidencia si hubo acopio de pruebas para inculpar a los alumnos considerados para ser expulsados “como cabecillas del movimiento”, por lo que se pronunció porque la comisión investigadora del órgano sancionador señale si hay evidencias “de fondo”.

Criticó el que la Ley Orgánica sólo contemple la expulsión por un año o la definitiva, sin maneras de sancionar “alternativamente”. “No dejar impune lo que sucedió, pero tampoco llegar al extremo de hacer una acción que puede generar reacciones poco convenientes para la Universidad”, por lo que planteó se considere la petición de la consejera estudiante sobre revisar el tema o mantenerse en el apoyo a los dictámenes del Tribunal Universitario, “asumiendo las responsabilidades de la decisión”.

En su intervención, el rector Medardo Serna González aludió en principio a que los sucesos del 2016, en una toma en demanda de apertura de la matrícula y que se prolongó por más de 60 días, se dieron bajo “violencia extrema”, donde “se puso en riesgo la integridad física”, con una Rectoría “asaltada (…) e rompieron los vidrios, hubo intentos de bombas Molotov” y se causaron destrozos a las instalaciones, todo ello, dijo, “en un contexto en el que no quisiera entrar”.

Habló de que anteriormente los “usos y costumbres” en la institución permitían el ingreso sin control, de acuerdo a intereses de grupos políticos en la institución, en tanto que ahora la convocatoria es abierta para quien cumpla con los requisitos planteados en la misma, a la vez que se pronunció por establecer “los acuerdos necesarios”, a favor de que se prevengan situaciones de confrontación. “No se va a incrementar la matrícula por una toma de la Universidad”, señaló.

“Para nadie es grato llegar a las expulsiones”, dijo. Señaló que la Rectoría avala los dictámenes del Tribunal Universitario.

El secretario general de la UMSNH, Salvador García Espinoza, señaló que atrás de los dictámenes del Tribunal había evidencias como “la comparecencia de muchas personas, se mostraron fotografías, videos, testimonios, no nada más por actuar contra ciertas personas o al alimón”, dijo en referencia a un término usado por Cortés.

 

 

16 marzo, 2018
Notas Relacionadas