Derechos Humanos


Razones para descartar la incineración de los estudiantes en Cocula, según el EAAF

Redacción / @Michoacan3_0

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) rindió el pasado 9 de febrero su informe respecto a la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, donde dan una respuesta respecto a la incineración de los jóvenes en el basurero de Cocula, pues ellos dicen que NO existe, como lo a asegurado el gobierno mexicano.

Mercedes Doretti, titular de la EAAF, informó que “no se respalda la hipótesis de que hubo un fuego de la magnitud requerida y de la duración informada, en la madrugada del 27 de septiembre de 2014, que habría arrojado como resultado la incineración en masa de los 43 estudiantes desaparecidos”.

La investigación del Equipo Argentino, fue una recolección de pruebas de diez días en el basurero de Cocula, y un examen minucioso de más de un año, según reporta Animal Político, dichas muestras fueron sometidas a distintos análisis científicos.

Según el porta web mencionado la investigación científica del EAAF, se puede basar en tres lineas: El fuego, los huesos y la Genética, esto para comprobar si son o no, los estudiantes desaparecidos.

Respecto al fuego, un grupo interdisciplinario (antropología, arqueología, criminalística, balística, botánica, entomología, odontología, anatomía, genética, analistas de imágenes satelitales y fotografía) determinaron que en el basurero si existió fuego, pero no sólo de ese día, sino que se encontraron distinto eventos de fuego.

Lo que demostraron, es que el día 27 de septiembre de 2014, no hubo un fuego con la suficiente magnitud para incinerar a los 43 estudiantes normalistas, por lo que la versión de Murrillo Karam, ha sido desechada.

Llegaron a esta conclusión por las evidencias tanto en los árboles, como en las plantas, pues de las 20 muestras de vegetación en la región, solamente una tuvo muestras de cambios térmicos.

Por lo que da como conclusión que en el basurero, no existen pruebas de un gran fuego que haya podido calcinar a los estudiantes.

Sobre los huesos, el EAAF, señalo que se encontraron varios miles de fragmentos óseos tanto calcinados como carbonizados, señalando que la mayoría de los fragmentos, se encontraban en el mismo punto donde había más evidencia de fuego.

Los huesos se dividieron en tres; los huesos que tienen gran deterioro y no pueden ser analizados; los huesos de animales; y los huesos humanos. Sobre estos huesos humanos, el equipo señalo que pertenecían a 19 personas diferentes, pero ninguno de ellos de algún normalista.

Entre las conclusiones respecto a los fragmentos óseos, se ha señalado que el basurero de Cocula, era un sitio donde se incineraban cuerpos con frecuencia, pero no hay restos de los normalistas.

En el campo de la genética, el EAAF, no ha tenido acceso a los restos que encontró el ejército mexicano y la PGR, por lo que discrepan rotundamente con la bolsa que fue encontrada un mes después en el río con los restos de las cenizas y huesos, pues al no haber ningún testigo se desconfía de la evidencia.

Ademas de señalar que el hueso que presuntamente pertenecen a  Alexander Mora Venancio, tiene un nivel de conservación particularmente inusual, en comparación a los huesos calcinados, es por esto que se pone en tela de juicio, la forma en que se encontraron “los restos”.

Todas estas pruebas hacen concluir a los expertos argentinos, que no existió una cremación de los cuerpos en el basurero de Cocula como lo ha señalado el gobierno de Enrique Peña Nieto.

10 febrero, 2016
Tags: , , , , ,
Notas Relacionadas